Cómo aumentar tu coeficiente intelectual

El Coeficiente Intelectual, también conocido por la sigla CI, es un tipo medidor que expresa la inteligencia de alguien en un número. Estas pruebas evalúan 5 capacidades principales: concentración, razonamiento lógico, inteligencia visual y espacial, memoria y comprensión verbal. Por lo tanto, si buscas aumentar tu coeficiente intelectual o mejorar tus resultados en estos test, debes entrenar estas cinco capacidades para mejorarlas. Curiosamente, entrenar el cerebro en estas habilidades es más fácil y sencillo de lo que se podría pensar. Es posible aumentar tu coeficiente intelectual con tan solo tener costumbres saludables y participar en actividades que inviten a la reflexión y que incluso pueden beneficiar otros aspectos de tu vida. A continuación, descubre 7 consejos para aumentar tu coeficiente intelectual y capacidad de razonamiento en general.
Cómo aumentar tu coeficiente intelectual

Practica meditación

Las personas que practican la meditación regularmente se vuelven más capaces de bloquear distracciones y de controlar sus emociones natural e inconscientemente. Como consecuencia, logran mejorar su capacidad de resolución de problemas ya que consiguen concentrarse totalmente en la tarea que tienen en manos e impedir que sus emociones interfieran en su razonamiento lógico.

Además, meditar frecuentemente enseña a la persona a mantener la calma y la mente despejada incluso cuando se está bajo presión.

Come alimentos sanos y nutritivos

El cuerpo y el cerebro necesitan combustible de alta calidad para garantizar que su rendimiento es el más eficiente posible. Por eso, es muy importante tener una alimentación saludable para que tu cuerpo y cerebro se queden más capacitados cuando afrontan algún reto.

Debes también comer regularmente durante el día y no olvidar el desayuno ya que el cuerpo necesita reponer sus niveles de glucosa después de tantas horas sin comer.

Además, evita comer mucho antes de realizar cualquier prueba. La digestión de una comida pesada puede dejar el cuerpo y la mente lentos y condicionar tu rendimiento.

Aprende a tocar un instrumento

Aprender a tocar un instrumento puede tener un impacto positivo en tus habilidades mentales y ayudarte a aumentar tu coeficiente intelectual.

Al tratarse de una actividad compleja que implica realizar varias tareas motoras y sensoriales al mismo tiempo, es un buen entrenamiento para el cerebro, que deberá trabajar y ser consciente de varios factores simultáneamente.

La buena noticia es que no es necesario dominar un instrumento musical para disfrutar de estos beneficios. El simple hecho de practicar la lectura de partituras y tocar música ya es provechoso.

Lee tanto como puedas

Leer te expone a nuevas construcciones gramaticales y a nuevo vocabulario, mientras estimula tu imaginación y la capacidad de pensar de forma subjetiva.
 
Al mismo tiempo, también estarás practicando tu concentración y la capacidad de bloquear cualquier distracción.
 
Dado que la concentración y la comprensión verbal son dos de las principales habilidades evaluadas en una prueba de coeficiente intelectual, entrenarlas y mejorarlas no solo te ayudará a aumentar tu coeficiente intelectual como también a incrementar la probabilidad de que obtengas un buen resultado en esa prueba.

Aprende algo nuevo

Aprender algo nuevo, ya sea un idioma diferente, un oficio o incluso un juego, te ayudará a mantener tu cerebro activo y en forma. Exponerlo a nueva información, nuevas estructuras de pensamiento y nuevos problemas aumentará su plasticidad, lo obligará a adaptarse a nuevas situaciones y también mejorará sus habilidades de resolución de problemas.
 
No se trata tanto de la actividad que elijas hacer, sino del potencial del desconocido. También debes intentar participar en actividades variadas. El objetivo es cubrir y mejorar cualquier conjunto de habilidades y áreas desatendidas de tu cerebro.

Diviértete jugando rompecabezas

Los juegos de rompecabezas como Sudoku, Sopa de Letras o Scrabble e incluso juegos casuales como Solitario o Mahjong son pasatiempos divertidos, pero también pueden ser una ayuda valiosa para mejorar las capacidades de tu cerebro.
 
Estos juegos requieren análisis visual-espacial, razonamiento lógico, concentración y la capacidad de recordar información y aplicarla en una situación de resolución de problemas, por lo que presentan una buena oportunidad para entrenar tu mente.

Haz ejercicio físico

Cualquier tipo de actividad física, incluso ejercicios ligeros como un simple paseo, puede tener un impacto positivo en el cerebro y ayudarte a aumentar tu coeficiente intelectual.
 
La relación entre el ejercicio físico y el aumento del rendimiento mental puede no parecer obvia al principio, pero según los científicos es bastante fácil de explicar.
 
El ejercicio aumenta el suministro de sangre al cerebro, proporcionándole energía para pensar. También ayuda a mejorar la absorción de nutrientes, a liberar hormonas de crecimiento y neurotransmisores esenciales para la salud general del cerebro y a aumentar la presencia de oxígeno en todo el cuerpo.
 
Cuando se combinan, estos cambios ayudan al cuerpo y al cerebro a volverse más saludables y fuertes y a mejorar la capacidad de concentración, memorización y razonamiento.

¿Existe una forma rápida de mejorar los resultados de mis pruebas de CI?

Las pruebas de CI son rigurosas y los ejercicios son siempre distintos para evitar que las personas memoricen las respuestas. Por lo tanto, entrenar tu cerebro es la forma más segura de lograr mejores resultados en estas pruebas.
 
Sin embargo, practicar algunos ejercicios de estos test también te puede ayudar en tu demanda ya que te permitirán conocer la estructura de la prueba y entender lo que se espera que hagas.
 
Las preguntas más comunes en una prueba de coeficiente intelectual son:
 
Figuras: se muestra una secuencia de figuras y debes indicar cuál debe ser la siguiente. Para resolver estos ejercicios, debes comprender cuál es la conexión / relación que define la secuencia. Por ejemplo, las figuras pueden ir girando en sentido horario o antihorario, estar reflejadas, invertidas, etc.
 
Razonamiento numérico: estos ejercicios te presentan una secuencia numérica y debes indicar cuál es el dígito (o los dígitos) que falta o que debería ser el siguiente. La práctica de este tipo de ejercicio puede ayudarte a comprender la lógica detrás de las diferentes secuencias más rápidamente y a lograr una puntuación de CI más alta.
 
Silogismos: en estas preguntas, te presentan dos o más afirmaciones de las que debes extraer una conclusión lógica. Estos ejercicios ponen a prueba tu capacidad para pensar lógicamente y pueden ser bastante complicados porque no siempre siguen una lógica común. Debes ser capaz de ignorar la validez de las declaraciones en la vida real y solo concentrarte en encontrar la conclusión a la que conducen.
 
Analogías: estos ejercicios ponen a prueba su comprensión verbal. Te presentan un grupo de palabras y debes comprender la relación entre ellas. Normalmente, el ejercicio te pide que busques la palabra intruso o que selecciones la que tenga un significado más similar u opuesto a un término determinado.

 

Recuerda que practicar pruebas de CI no te ayuda a aumentar tu coeficiente intelectual en general, solo tus resultados. Si realmente deseas aumentar tu CI y mejorar tu capacidad cerebral, no hay mejor forma que entrenar tu mente y razonamiento.

Other articles

Comparte con tus amigos