Razonamiento deductivo vs inductivo

El razonamiento es un proceso de pensamiento sistemático que deriva una conclusión a partir de percepciones, pensamientos o afirmaciones (Johnson-Laird, 1999). Así, el razonamiento informa la resolución de problemas y la toma de decisiones (Vo & Casapó, 2020) e algunos autores sostienen que los procesos evolutivos podrían haber seleccionado dos tipos principales de razonamiento (Jung, 2014): 1) un proceso del que los razonadores son conscientes y 2) otro de la que son casi inconscientes (Johnson-Laird, 1999).
razonamiento deductivo vs inductivo

El razonamiento es un proceso de pensamiento sistemático que deriva una conclusión a partir de percepciones, pensamientos o afirmaciones (Johnson-Laird, 1999). Así, el razonamiento informa la resolución de problemas y la toma de decisiones (Vo & Casapó, 2020) e algunos autores sostienen que los procesos evolutivos podrían haber seleccionado dos tipos principales de razonamiento (Jung, 2014): 1) un proceso del que los razonadores son conscientes y 2) otro de la que son casi inconscientes (Johnson-Laird, 1999).

Jung (2014) propone que estos sistemas cognitivos pueden equipararse con mecanismos neuronales hipotetizados: es probable que el razonamiento deductivo dependa del conocimiento explícito o consciente, mientras que la improvisación (en este caso más asociada con el razonamiento inductivo) puede basarse más en sistemas de conocimiento implícitos o inconscientes (Helie y Sun, 2010).

Se puede considerar que la interacción de los sistemas explícitos e implícitos forma la base de una solución eficaz y adaptativa de problemas en un mundo en el que las personas tienen que resolver problemas tanto comunes como nuevos (Jung, 2014).

El razonamiento deductivo, lo que podría llamarse una "inteligencia dedicada", se refiere a la capacidad de resolver problemas predefinidos que a menudo involucran reglas bien establecidas (Cosmides y Tooby, 2002) y modelos (Johnson-Laird, 1999), como aprender a tocar un instrumento, resolver un rompecabezas o muchas de nuestras tareas cotidianas, como decidir la lista de compras. En términos generales, estas tareas se basan en reglas y son deterministas (Jung, 2014). Otra forma de explicarlo sería “la teoría conduce a la práctica”, donde el conocimiento de los principios teóricos se aplica correctamente para resolver problemas.

El razonamiento inductivo, que puede denominarse "inteligencia de improvisación", aborda la capacidad de improvisar soluciones a problemas novedosos (Cosmides y Tooby, 2002) con contingencias que pueden repetirse o no en diferentes circunstancias, como averiguar cómo entrar en casa habiendo encerrado las llaves adentro (Jung, 2014).

Los dos tipos de razonamiento pueden ser aplicados en la resolución del mismo problema. Pensemos en el reto del montaje de muebles de una determinada marca sueca:

- El razonamiento deductivo es tu capacidad para observar las instrucciones, interpretarlas e implementarlas correctamente.

- El razonamiento inductivo es tu capacidad para descubrir cómo montar dichos muebles sin instrucciones.

Ambos tipos de razonamiento son diferentes y se complementan: ninguno es necesariamente "mejor" que el otro.

 

Sobre la autora

Helena Martins es Investigadora y Profesora en el área de Gestión de Recursos Humanos. Se ha formado en materias de Psicología y de Gestión y actualmente imparte clases en Lisboa, Portugal. Sus intereses de investigación y docencia son el desarrollo de competencias sociales para situaciones de crisis y cambio donde la evaluación psicológica sólida es clave como punto de partida para intervenciones eficaces.

ORCID / Research Gate / Ciência Vitae

 

Referencias

Johnson-Laird, P. (1999). Deductive reasoning. Annual Review of Psychology, 50, 109-135.

Vo, D & Casapó, B. (2020). Development of inductive reasoning in students across school grade levels. Thinking Skills and Creativity, 37, 100699

Jung, R. (2014). Evolution, creativity, intelligence, and madness: “Here Be Dragons”. Frontiers in Psychology, 5(784) 1-3. doi: 10.3389/fpsyg.2014.0078

Helie, S., and Sun, R. (2010). Incubation, insight, and creative problem solving: a unified theory and a connectionist model. Psychol. Rev. 117, 994–1024. doi: 10.1037/a0019532

Cosmides, L., and Tooby, J. (2002). Unraveling the enigma of human intelligence: evolutionary psychology and the multimodular mind. in R. J. Sternberg and J. C. Kaufman(Eds) The Evolution of Intelligence, 145–198. Mahwah, NJ: Erlbaum

Other articles

Comparte con tus amigos